31 ago. 2009

EXTRA! Disney Compra Marvel!

Este es un post extra, pero que tiene su razon de ser.

Marvel Entertaiment, que incluye sus subsidiarias de comics y películas fue adquirida por Walt Disney Company, (si la del ratón Mickey) por la nada despreciable suma de 4 mil millones de dólares. Sorpresa que nadie se esperaba. Las cosas se han agitado en Wall Street con esto y los profesionales del mundo también.
Pueden chequear la noticia aca en inglés y aca en español.
A nivel de negocios puede significar muchas cosas, entre ellas que Marvel no volverá a pasar una crisis como la que vivio en los '90s en el mediano plazo, pero a nivel creativo es muy pronto para evaluarlo. Por lo menos a la competencia la infraestructura y burocracia de una megacorporación le ha jugado a favor y en contra a varios niveles.
Pensando positivo esto quiere decir que toda la maquinaria de Disney, que incluye su asociación con Pixar, sus empresas de distribución y sus parques temáticos, está a disposición de Marvel. Y que muchos de los personajes Disney tendrán asegurada una puerta abierta en el mercado de los comics que ha circulado por varias editoriales, desde Gladstone a la actual Boom Studios. Una sinergia corporativa.
Pero ¿Cuanta libertad, creativa y administrativa tendrá la casa de las ideas al tener que someterse a los designios directivos de la plana mayor de Disney? Eso es lo que muchos temen. En DC, pertener a Warner ha sido en muchos aspectos, su fuerza y su debilidad y muchas oportunidades se perdieron por las malas desiciones de los ejecutivos de Warner, concentrados en unas pocas propiedades de DC, sin poder ver la oportunidad que representan la variedade de productos a su disposición.
¿Puede Disney caer en los mismos errores y perjudicar el buen momento que vive Marvel en la pantalla grande? Al menos ya anuncio que los actuales acuerdos que la editorial mantiene con diversos estudios se respetarán, pero que Disney desea que todas las creaciones de Marvel sean distribuidas y producidas por las subsidiarias del ratón. Así que creo que cualquier negocio que Avi Arad (gestor de toda la movida de películas Marvel actuales) tenga en cartera tendrá que mantenerse en suspenso. A no ser que esta compra sea en parte obra suya.

26 ago. 2009

¿Qué es un E-Comic? (I parte)

Lo confieso.


Descargo cómics de Internet (Y películas y libros y otras cosas, pero dejémoslo ahí). Y los leo en mi computador. Es barato, rápido y ofrece una oportunidad de probar el producto para elegir mis compras del mes.

Claro que sé que no soy el único del planeta que comete esta transgresión. Pero uso este pie para tocar el tema de los cómics digitales o E-cómics, si se le prefiere. Un tema que de hace tiempo me ronda en la cabeza.

¿Un cómic escaneado es o no un e-comic?

¿Son lo mismo o solo se parecen? Y si no lo son, ¿qué es el e- comic en verdad? ¿Es el futuro, una tendencia o solo una moda que se aprovecha de la novedad para esparcirse?

Como es un tema con muchas aristas lo tocaré en plazos para abarcarlo en su extensión máxima, así que atentos a las entregas del blog. Vamos por partes, como dijo Jack.


Primero, definición: Un primer acercamiento sería afirmar que un e-comic es sencillamente un cómic que ve en internet, es decir, dibujos y texto escrito, ejecutado en un formato que permite su lectura en una pantalla de computador y accesible a través de algún servidor.


Así de simple. ¿O no? Usemos mi definición favorita y la que servirá de base para futuros análisis: Según Scott McCloud, un comic es un conjunto de “ilustraciones yuxtapuestas y otras imágenes en secuencia deliberada con el propósito de transmitir información y una respuesta estética del lector”. Un e-comic vendría a ser un traslado de ese conjunto de ilustraciones desde un soporte físico impreso en papel a uno electrónico, que permita la visualización en una pantalla.


Suena bastante académico.

¿Pero que pasa con aquellos cómics directamente realizados por programas como los de dibujo en 3-d, o aquellos que solo son realizados con photoshop, que es posible y nunca llegan a verse publicados en papel?

Además esta definición puede incluir también a los motion cómics, pero estos también tienen sonido y música. Y los cómics no tienen sonido más allá de las onomatopeyas. ¿Correcto?

Separemos las cosas: el cómic escaneado es una revista de comic, que esta en formato digital de tal manera que puede leerse como una revista. Existen grupos enteros en la red que escanean y traducen las revistas gratuitamente para deleite de la comunidad de aficionados. La dificultad está en que al ser la página más larga que ancha, la lectura de la página por completo se ve perjudicada, así como la apreciación del arte. Por mucho que te guste la historia, ver una obra de arte a pedazos impide su completo disfrute.

Por fortuna la tecnología ya trabajo en corregir ese pequeño error. Los nuevos inventos de lectura de E-books, orientados a libros y lectura de periódicos, son ideales para la lectura de una página de cómic, por su pantalla alargada. Tampoco olvidemos que Sony anunció que cómics Marvel podrán leerse en sus Playstations, a traves de Digital Comics. Aunque ahora será pagada la descarga. Los primeros serán Marvel pero considerando su peso dentro del mercado gringo es lógico suponer que el resto de los competidores le seguiran. Sinergia, ¿lo ven?


Sin embargo todas estas medidas persisten mientras se basen en un comic que escanear, y orientados a un formato pre-existente. No aprovechan aun las ventajas que ofrece el medio digital, más allá del sonido. Solo se dedican a replicar el modelo, sin innovar. Mças bien adaptar el estilo preexistente.

Otra cosa son los Motion cómics. Pero como el post ha quedado muy largo, lo dejaremos para la próxima clase. Por mientras aprovechemos la gratuidad de las cosas mientras duren. ¡Descarguen, descarguen!

Y un anuncio extra: Pasen a ver Isla 10. Un amigo mío actúa en ella. Se estrena el 10 de septiembre en los cines chilenos. Más información acá.


(Imagenes de PS2Vicio.com y Newsarama)

19 ago. 2009

Continuidad en cómics III: ¡Mantenlo sencillo estúpido!

Cuando decía en post previos sobre como los personajes se convierten en íconos, (parte 1 y parte 2), pensaba lo que ocurre en Marvel con Spider-Man. A un año de distancia de ese remezón y sin un impacto mayor la cosa no parece haber cambiado mucho y parece que a pesar de las polémicas, el JOE dio en el clavo con su decisión.
Eso o a nadie le importa cual es el estado civil de Spider-man, mientras la historia sea buena.
Al otro lado de la cancha, en DC, (la otra gran editorial yanqui) la cabeza visible editorial, TCC Dan DiDio, decidió que era hora de traer de vuelta a un personaje clásico, para horror de unos y deleite de otros. No estaremos de acuerdo pero como parte del negocio del espectáculo, la editorial está en su derecho. Además, a estas alturas el lector de superhéroes veterano comprenderá (idealmente) que la continuidad perfecta no existe y que la verdad no es aquella que se ciñe a los hechos sino la que nos deja más satisfechos. Cierto es que desde nuestra visión como lectores que durante años siguen a tal o cual personaje, vemos como la editorial va y destruye personajes y continuidades en las que hemos invertido tiempo, dinero y emoción. Pero nos olvidamos que desde una perspectiva de negocios, la editorial tiene que seguir vendiendo y entre crear cosas nuevas y seguir apostando por ideas que venden, optan por mantenerse en el negocio con la idea garantizada.
Ambas situaciones, el “Mefistazo” arácnido y el retorno de San Barry, nos lleva a preguntarnos cual es el sentido de tanta cuidadosa continuidad si el siguiente vendrá y deshará las cosas como quiera.
En una entrevista dada a Tebeosfera, Mark Waid, quien precisamente ayudó a la evolución de Wally “Flash” West como personaje, comentaba los cambios en las historias, las retro-continuidades y la diferencia entre continuidad y coherencia. Hay mucha basura en 40 años y solo nos acordamos de cosas relevantes, afirma el autor. Y no vas a dejar la historia si te preocupas de los detalles y permites que eso te arruine la historia.
Tiene razón. Nadie se preocupa por el detalle que los lobos no hablan, lo importante es que quiere comerse a Caperucita.

Waid, que conoce las responsabilidades de un editor (partió como editor en DC y actualmente es el Editor en Jefe de Boom Studios), no es el único profesional que defiende esta postura. Al igual que Keith Giffen, ambos se muestran partidarios de la coherencia en los personajes antes que en las continuidades milimétricas. Por su parte, Erik Larsen, autor de Savage Dragon, planteaba una gran verdad: ¿A quien le interesaría seguir las historias de un Batman anciano y ver como su hijo toma su legado como el joven Batman? Pues aquellos que crecieron con el Batman original. Un héroe de segunda generación, afirma Larsen, apesta. No tiene un origen genial como el héroe original. Siempre es una continuación. Quizás por eso DiDio (doble D, para los amigos) optó por traer de vuelta a Barry Allen, a pesar de que en los últimos 20 años Wally West ha desarrollado más personalidad que su predecesor: no puedes explicar quien es Wally sin explicar quien es Barry. Asi que tomando prestado la personalidad de Gleason de CSI, lo traemos de vuelta y tenemos a un personaje vendedor.

Al lector, sostiene Larsen, no le gusta la idea de envejecer él y enfrentar un Peter Parker que sigue en el colegio. No, los lectores quieren un personaje que cambie, pero que no crezca. Una paradoja si es una historia que nunca acaba, pero con sentido si cerramos el libro al llegar al final que nosotros deseamos.

El concepto de dinastía puede parecer atractivo y crear un sentido de historia, pero sirve en ocasiones muy concretas. Funciona bien por ejemplo en El Fantasma de Lee Falk porque el legado está en la esencia de su personaje, la leyenda es parte de la historia del origen del personaje, pero difícilmente es traducible a otros personajes.
La verdad es que la continuidad muchas veces complica las cosas de manera innecesaria y lo mejor funciona cuando es sencillo: enredar demasiado un concepto y torcerlo lejos de hacerlo atractivo, o profundo, lo complica innecesariamente y aleja a cualquiera que desee seguirlo. Por eso divorciamos mágicamente a Peter Parker; Por eso Barry Allen vuelve de entre los muertos; hay que mantener los conceptos simples o entender una historia unitaria se vuelve más enredado que tratar de ver Lost a partir de la tercera temporada.

Las producciones japonesas son auto-concluyentes y por regla general no evitan el cambio (excepto en casos específicos, como DragonBall), sino que lo explotan. Pero terminan en un punto. La historia acaba y que venga la próxima. Las mejores historias también siguen ese patrón, desde el Superman All-Star a los Ultimates: limitadas, con un solo autor involucrado y un buen artista a los lápices.
En este caso lo que afirma Robert Kiyosaki, experto en negocios, se revela como una verdad: para que un negocio funcione bien, tienes que mantenerlo lo más sencillo posible. Pues no olvidemos que a fin de cuentas, de esto se trata todo y que incluso la continuidad es determinada por los vaivenes del mercado.

Pero eso, es otra historia.
(Imágenes de Comic Art Community, Fummeti.Org de Gianfranco Goria y SF Site)

13 ago. 2009

Paseando entre cosplayers


Durante el fin de semana asistí al evento de CosParty que se realizó el 8 de agosto.

Cosplay promociondo por Ray=Out, revista virtual. El espacio ocupado fue el Aula Magna de la Universidad Católica de Temuco.

Hace tiempo (años admito) que no asistía a un evento como este (el trabajo y las demandas de la vida adulta, sigh) y en los últimos años se han multiplicado con fuerza a lo largo del territorio. De hecho, existe otro planeado para diciembre, para aquellos que quieran prepararse y asistir con su propio disfraz.

Debo admitir que quedé gratamente sorprendido con lo que pude ver. Aunque el cosplay no es algo por lo que me decante (solo asistí a una fiesta de disfraces en mi vida, si soy aburrido), reconozco que se necesita personalidad (mucha) para salir a la calle con ropas que los más tradicionalistas tacharían de ridículas. Eso sin contar el tiempo y recursos que puede tomar el confeccionar un disfraz, que muchas veces se resuelve más con ingenio que con recursos. Pero como todo grupo social, se puede percibir un sentido de comunidad al que vale la pena unirse. Desde fans del disfraz que sienten la necesidad de convertirse en el personaje, a dibujantes como Andrés San Martín, que aprovecharon de mostrar sus trabajos.

El espacio ocupado por los stands era limitado, como todo es esta pequeña ciudad, pero abundaban los personajes de animes (y no pude reconocer a todos) que posteriormente entraron a participar en el concurso. Desde Súper Mario a la reina de corazones (de la historias de Lewis Caroll) deambulaban mientras los gritos de entusiasmo se escuchaban desde el teatro. A quienes concursaron se unieron aquellos que solo iban a mostrarse y aquellos que fueron a comprar y ponerse al día. Puede enterarme y aprender mucho de esta forma de cultura, que crece con cada día que pasa.

Curiosidades como la familia de Goku con su pequeño Gohan, Bola de Dragón incluida se apareció. Pprotagonistas de conocidas producciones como Naruto y Maka de Souleater se hicieron presente y se dieron tiempo para divertirse en el escenario; personajes de diferentes animaciones y videojuegos, a otros de mangas que aun no conozco (deberé consultar a mi gurú particular de cosas de Japón, Jean-Pierre). Un espacio para compartir y divertirse, un expacio de expresión, que era lo importante.

Como esta es una revisión pequeña, comparto unas fotos que tome ese día. Acá pueden ver una galería más completa y dejar su opinión. (http://www.rayout-network.com/2009/08/10/cosparty-cumplida/)

Mientras tanto, que todos estos eventos vengan. Los estaré esperando.











4 ago. 2009

Todo es cosa de publicidad 3


De este tipo de cosas hablo cuando digo que la publicidad mueve al mundo.
De cosas como este artículo de La Nación, donde se habla de un proyecto que pinta de interesante, el comic "El Duelo". SI alguien dice que es copia de cosas como Yugi-o, o de los Pokemon, pues QUE BUENO; Si los autores, Mateo Leiva y Daniel Olivares pueden lograr llamar la atención sobre sus creaciones y a la vez crear algo con bases en la realidad chilena, QUE BUENO; si lo logran vender, QUE BUENO; SI hablan mal de ellos, QUE BUENO, porque no hay mejor publicidad que el pelambre. La verdadera desgracia es cuando no se habla de un producto, pues nunca alcanzó la fuerza necesaria para quedar registrada en el inconsciente colectivo.
Y cualquier acto publicitario, incluso hablar de él en un blog, aunque sea de paso, ayuda. Difusión viral, que le llaman ahora. Creo.
Y por cierto, no olviden que este miércoles pasar por el centro cultural España para el lanzamiento de Zombies en la Moneda Aprovechen que en los lanzamientos siempre se dan las mejores ofertas. Y no hay nada mejor que un comic autografiado por sus autores. Recuerden, festival de viñetas del Fin del Mundo.
Argh, que rabia no poder estar ahi.

2 ago. 2009

Todo es cosa de publicidad 2

Siguiendo con el tema de la publicidad, debo confesar que lo que más admiro de Marvel, como compañía, no es su universo compartido ni las características de sus personajes ni como los enfocan. Sino su maquinaria publicitaria. Más allá de la calidad o del contenido de las historias, en esto de los comics, como en cualquier negocio, la publicidad es un elemento muy importante.

Personalmente estoy convencido de que eso es lo mejor que tienen y explotan y que siempre ha sido así. Sabemos que un producto no tiene que ser el mejor para tener éxito, sino que ser el más publicitado y muchas veces la basura vende, no porque la gente le guste la basura, sino porque la venden como si fueran joyas.

Las cualidades de marketing de Marvel son tradiciones que vienen de los tiempos de Stan Lee, donde el veterano muchacho sabía como tomar los conceptos de moda y presentarlos en un paquete atractivo, que atrapaba al lector. Su mayor capacidad es el uso de las palabras para vender lo que sea, un talento que ayudo a Marvel a ser lo que es hoy. Si lo que vende este mes es los Beatles. Si lo que está de moda es que el primer presidente negro se declara fan de Spider-Man, lo colocamos, no importa lo intrascendente que sea la historia. Lo importante es vender. Y Obama vende.

Todo se trata del negocio. Como presentarlo. Como venderlo. No interesa ser lo mejor del mercado, interesa ser lo más vendido del mercado. Ahí está la clave de todo el asunto.

Basta ver lo ocurrido en la Comicon de San Diego, donde MarvelDark Reing a la adquisición de los derechos de Miracle Man, (y eso que las historias actuales en mi opinión son las mismas de siempre pero con otra manera de contarlas, más lentamente). nuevamente se llevó los mayores vistazos por sus anuncios y la forma de anunciarlos, desde los eventos relacionados con el

Y la Distinguida competencia. A pesar de estar apoyada por un imperio de las telecomunicaciones, sus estrategias son bastante menos escandalosas. ¿Son deficientes?

Los proyectos más interesantes (y experimentales) de DC en este momento ni siquiera tiene que ver con lo más sonoro de su línea principal, como son Zuda y Wedsnesday Comics. Quizás sea una estrategia publicitaria más discreta, inspirada en el rumor, pero una publicidad discreta es en si misma un antítesis.

Basta comparar como las muertes de sus personajes más icónicos han sido expuestas por otros medios: Rápidamente, quien es más famoso: ¿Batman o Capitan America? ¿Cuál muerte debió causar un mayor impacto mediático desde la muerte de Superman?

Si dijiste Batman, te equivocaste.

Mientras que la defunción del Capitán América recibió menciones en prensa, la de Batman apenas si fue tocada por uno que otro medio. ¿Quién está fallando ahí? No podemos achacar toda la responsabilidad a Grant Morrison, ahí hay todo un departamento de comunicaciones internas que debería hacer eco de esos acontecimientos. Quesada logra que los diarios hablen de cómics, se presenta en programas, causa polémicas, es odiado o amado, pero hace su trabajo, heredado de Stan Lee: VENDE.


(Gracias a J. Javier y a The Daily P.O.P. por las imágenes)