12 sept. 2008

Pequeñas (y grandes) ayudas

Esto tiene que ver con comics pero tambien es para un poco de reflexión.

Brad Meltzer, escritor de EE.UU. empezó una investigación para un libro llamado "El libro de las mentiras", que lo llevó a descubrir que la casa de Jerry Siegel, uno de los creadores de Superman se descomponía de manera deplorable. Vean el video:





Nada que ver con la casa de Renzo Pecchenino (Lukas) en Valparaiso. Los gringos deberían imitarnos.

Asi que el amigo Brad inició una campaña apoyándose en varios profesionales del medio para reunir fondos, mediante remates de diferentes productos y restaurar y transformar dicho lugar en un museo dedicado a este personaje.

Algunos opinaran que esto es una intrascendencia y que se podría usar esa misma energía para tareas más importantes, como . Por supuesto. Pero es también el deseo y el tomarse la molestia de realizar el trabajo, juntar a las personas y hablar y causar un movimiento lo que lo hace tan loable. No es necesari ser Superman y tener la fuerza para desviar el curso de los ríos para ser un Superheroe. A veces bastan las pequeñas acciones como no gastar luz, no botar basura en la calle parecen nimiedades pero contribuyen a mejorar el mundo.



A veces la ayuda puede parecer mínima personalmente, pero significar mucho para otros. Como la anécdota que la dibujante argentina Maitena Burundarena relato una vez en televisión con motivo de los desordenes que ocurrieron en Argentina en 2002 al 2003: como ella sentía que su trabajo era una boludez contrastado a la realidad del país. Reflexionando así sale a pasear y se sienta a lamentarse en una plaza, cuando una anciana se sienta a su lado y le pregunta que le ocurre. Martina le explica su situación y rompe a llorar.

La anciana consolándola le dice algo relevante: cuando en las mañanas ve en las notcias el caos que los politicos tienen al país, lo unico que ponía una sonrisa en su cara era la tira que Maitena publicaba. Gracias a ese comentario Maitena pudo comprender que su trabajo realmente significaba algo para otros, y que les ayudaba en la lucha del día a día. Da para pensar.

Otra alternativa es sumarse a grupos como la FUNASUPO (Fundacion Nacional para la Superación de la Pobreza, Chile) o colaborar con el Hogar de Cristo para generar un cambio en el mundo.

Por mi parte bien por Meltzer y que tenga éxito.
Imagen (c) Maitena.

1 comentario:

Paulina dijo...

Me encanto tu articulo. Hay una escritura en el Libro de Mormon que dice que por medio de medios pequenyos se producen grandes cosas (no estoy citando textual). Y creo que lo que dices es similar. Has leido el libro que escribio Brad Meltzer? Al final de todo el misterio la moraleja se puede aplicar a esto: lo que hacemos es importante para alguien, aun si nos parece que es insignificante.
Las sugerencias que nos das en cuanto a como hacer o que hacer para colaborar o cambiar la vida de alguien, son muy ciertas. No necesitamos ser un politico o alguien famoso para influenciar la vida de los que nos rodean. Para bien o para mal nuestras acciones si repercuten en la vida de los demas, estemos o no de acuerdo.