30 oct. 2009

De cuco, compadre, de cuco

El hombre se sentó frente a su interlocutor. Las palabras comenzaron a brotar de su boca. ¿O las tecleaba? Su mente estaba confundida. Demasiadas horas sin dormir desde el accidente. La discusión. La furia y la sangre que mancharon su camisa.

"No quería hacer este post. En serio.Tengo otras obligaciones."

La sombra frente a la silla lo miraba sin parpadear. Llevaba horas muerto. ¿O eran días?

"Tampoco quería pegarte tan fuerte... Pero tenías que recordarme que no se puede dejar pasar el dia de todos los muertos, Santos, Halloween, como quieran llamarle sin tocar el tema de los cómics de terror, que también los hay. Desde los clásicos de la EC comics a los más modernos como The Walking dead de Robert Kirkman. Tenías que recordármelo"...

El cadáver no respondió. La oscuridad cubría su grotesca expresión final, pero su peste atormentaba al relator.

"Vampiros, zombies, monstruos extraterrestres poco amistosos e incomprensibles, monstrous indefinibles acechan en las páginas de las revistas, muchos heredados de las tradiciones del cine, la teve, la literatura y otros medios. Algunos nacidos del papel y que dieron el salto al movimiento. Quizás puedan opinar que en el campo del terror el cómic tiene menos peso que los medios audiovisuales y es que transmitir la sensación de miedo, es bastante más difícil en el papel cuando se trata de un medio de imágenes estaticas, sin música ambiental o sonido de apoyo. Es en este caso cuando se aproxima más a la literatura y de ahí debe sacar su mayor fuerza.  Esa es mi opinión, al menos. ¿Estás de acuerdo?"

El silenció fue la respuesta.

"Eso pensé. Aunque permite ciertas libertades de estilo, de uso de imagenes expresionistas, de terrores más psicológicos, muchas cosas son más suaves de ver en un dibujo que en una película. De que hay muchos ejemplos, los hay... "

Miró al cadaver. Las moscas ya colonizaban la herida abierta en su cráneo. Su zumbido sofocaba su mente insomne.

"...pero divago. Mejor te citaré algunos ejemplos de cómics de terror que me han marcado:

El Siniestro Doctor Mortis: Si bien ya hable de este personaje del inconciente colectivo radial chileno, tengo que repetirlo. Sus comics hicieron pasar susto a más de uno. Entre rosas y cohetes, su impronta nunca me abandonó. Un programa radial convertido en revista. Subrepticiamente presente en todos nosotros. Y que decir del trabajo de Miguel Angel Ferrada que lo llevó a la web en su ya tercera temporada.

Vampirella: Aunque la sexy chupasangre atrae por otros exhuberantes atributos que por la naturaleza oscura de sus aventuras, Vampirella se mueve en mundos de hombres lobos y vampiros y otros entes sobrenaturales, incluyendo a cierto conde de Transilvania cuyo nombre no es Vrolok. Y que decir de los artistas que la han plasmado: Joe Jusko y Frank Frazetta le han hecho justicia con sus portadas entre otros. Es una de las más famosas, sino de las primeras Bad Girls yanquies, sucesora directa de las europeas Valentina y Barbarella y antepasada de Witchblade. Hay una curiosa relación entre algunos aspectos del erotismo y el terror...
(No pienses en eso, no pienses en eso...)
La Cosa del Pantano: Lo primero que leí de Alan Moore. Lo primero. La historia con Anton Arcane. Vaya. Santo Dios, como me supo asustar el británico en mi primera experiencia con él.  En cuatro números sin apenas conocer los personajes  o el mundo en que se vivía, Moore logró darme pesadillas. Cambió totalmente a un personaje secundario de terror de la DC comics y creo junto a Stephen Bissette un modo de hacer los comics sorprendente para los anglocontinentales. Como dato freak, te contaré que hasta tuvo su propia serie de televisón y otra... ¡De dibujos animados! SI, en 1991 y duró sólo cinco episodios.
Creppy: la versión española de revistas de miedo de la EC, con historias escalofriantes y bastante más crudas. El relato de un suicida por el maestr Berni Wrightson, otra versión del cuento del lobo, de Jordi Bernet, una historia de canibalismo (no recuerdo bien quien la dibujo) y lo que más recuerdo es el trabajo de Esteban Maroto "En nombre del diablo". Una delicia visual con el mismísimo caído relatando su versión de ciertos clásicos como Fausto o los acontecimientos en torno a Caín y Abel. Y como tuerce las cosas el principe de las tinieblas.

Sandman: Aunque como decía un amigo, Sandman fue un fracaso en el área del terror, la historia de Morfeo *tcc*  Sueño, comenzó como un cuento de miedo, que derivó despues en una historia más experimental y marcaría la pauta del sello Vertigo. De vez en cuando Gaiman se acrodaba que se suponía era un comic de terror y lo aplicaba. Como en la historia de los hombres lobo o el descenlace de Preludios y Nocturnos, que me recordó a la historia de Moore".

"Esas son las que me vienen a la memoria... ¿Cómo que más? ¿Qué te diga más?

Pues la diversificación moderna ha traído de vuelta varios temas del terror: los Marvel zombies, el regreso de Stephen King al terror con su American Vampire, (un proyecto en comics), el renacimiento de los comics EC en Dark Horse, la serie Grimm Fairy Tales, etc. También en la web abundan los comics de terror tales como lo que se ve en Zuda. Hay un tal Amancay que participa con un cuento de miedo.Y sin olvidar que el ganador de una de las temporadas ya está a la venta en EEUU y fue una historia de terror precisamente: High Moon.

"¿Te gustó?" 

"Vamos, responde.  Sé que estás muerto pero cumplí, ¿Verdad?  Te rompí el craneo con ese ladrillo, pero no fue para tanto. Manche todo de sangre, pero tras todos estos días no puedes seguir enojado por la pelea. ¿Me perdonas?"


"¿Me perdonas?"...


El cadáver se levantó y comenzó a caminar hacia él...

2 comentarios:

mister x dijo...

jajaja... buena buena!
buenos datos igual
saludos!

ZiggyMan dijo...

Gracias. Siempre hay algo que comentar.
Pasalo de miedo.