18 ago. 2010

Onomatopeyas al poder

 (Antes de meterme en lo que es el comic digital, web comics y demás, prometí que iba a sacar los reportajes pendientes que tenia  hace algunos meses, entre ellos, estos dedicados a las onomatopeyas.)

Uno de los elementos más característicos del comic es sin lugar a dudas la onomatopeya, como elemento visual y recurso narrativo.
Me refiero a ese conjunto de letras que imitan un sonido propio de la naturaleza, tambien usado en la literatura. Quienes recuerden el Batman de Adam West reirán de lo gracioso que era ver esos Bam Buff  Kapow aparecer en la pantalla emulando un sonido.
¡Santo efecto sonoro Batman!


Redundante cuando se piensa que cine y televisión si cuentan con ese recurso (audio) y que la onomatopeya en los comics nació precisamente para reemplazar el sonido ausente en un medio por excelencia visual, donde .

Pero desde el punto de vista teórico y de análisis semiótico, ¿que rayos son las onomatopeyas?
¿Son texto o imagen?
Aquí cito lo que me respondió Jose Torralba cuando lo pregunté por aquí:

 "Las onomatopeyas no son más que letras con una rotulación trabajada pero con una característica muy especial que las distingue: su aspecto no es arbitrario. Esta concepción no es original por supuesto, Eisner mismo la describe en relación al cómic en El cómic y el arte secuencial (apartados El texto se lee como una imagen –pág. 12– y Letras como imágenes –pág. 16–)."

 Mucho se discutió en su momento en Zona Negativa, (donde su servidor hizo sus pequeños aportes). Pero me gustan las oportunidades gráficas que ofrecen. Como lo muestra la incursión del team Morrison-Quitely en Batman y Robin.
Bang bang

Boomboom

BWKSSSSSS

SPLSH

SSSSSS


No sabría decir si innovó (hay que chequear todo el trabajo de Will Eisner  para asegurarlo), pero digamos reincorporó este recurso mezclandolo con el dibujo. ¿Es este el futuro de los fx del comic?
Una pena que los otros dibujantes no lo continuasen, pero ojala se popularice más adelante.

Pero ese es uno de los elementos que se pierden en las adaptaciones a otros mios pues es difícil de colocar en una pantalla o medio audiovisual, sin que parezca redundante o cómico. No queremos que las películas  Nolan evoquen siquiera la imagen de Adam West. Quizás por eso en los últimos tiempos las onomatopeyas parecían tan ausentes del comic americano, (mi principal fuente confieso), buscando parecerse más a su "hermano mayor".
Pero en realidad nunca se han ido totalmente. Ahora vuelven para recuperar el espacio donde funcionan de verdad.

No hay comentarios: