18 sept. 2009

¡Viva Chile mi Alma!


Primero las disculpas. Admito que me atrasé en el último post porque se me , ejem, "atravesaron" las Fiestas parias chilenas. Preparativos y todo eso. Una segunda causa fue que un amigo me facilitó la primera temporada completa de Fringe, una excelente serie de televisión, de alguna manera heredera de los Archivos X (X-files), pero representativa de la narrativa televisiva más contemporánea.  Y al igual que el Señor de los Anillos (los libros, no la película) no pude parar hasta terminar de verla. Y como ahora en septiembre me cuentan que se viene la segunda temporada, se las recomiendo plenamente. También tiene su versión en comics por la editorial Wildstorm y una precuela para descargar.

Pasando a nuestro interes comiquero, decidí hacer un alto y  aprovechar la coyuntura de fiestas patrias para  hablar de los superhéroes chilenos.  
Ok, cierto es que  en el comic chileno hay una amplia gama de personajes, que van desde la ciencia ficcion (Mampato, que un viajero del tiempo es ciencia ficción), al humor (Condorito, Pepe Antartico y una amplia gama) o al terror (Grande Dr. Mortis, aunque naciste en la radio) y todos merecen su espacio, pero precisamente al ser un concepto tan raro a la idiosincracia nacional es que quise  buscar en la red que había sobre este tipo de personajes, que muchas personas no entendidas asumen como lo único dominante del comic. 
Me sorprendí al encontrar bastante información sobre ellos desde los oscuros como el meteoro humano y Capitán Jupiter a los de más reciente data, como El brujo y Diablo. Como nuestro blog habla de cómics, trataré sólo los personajes que han visto su vida en papel (perdón Mirageman y Marco Zaror, será para otro post). 
Como he señalado anteriormente, los superhéroes son al comic lo que los vaqueros al cine, una de las pocas invenciones propiamente autenticas de EEUU (y que dominan desde los 60s el mercado yanqui). ¿Es válido tratar de tomar ese producto y traducirlo a una realidad más cercana? Por supuesto. Y aquí un vistazo rápido a esos personajes (Si se me queda alguno en el tintero, me gustaría que me lo hicieran saber):
El Meteoro Humano: De Jorge Carvallo Muñoz (alias Jorcar), que vio su génesis en la década del 50, en la revista “Condorito, cuentos clásicos Ilustrados”. Más información sobre el autor puede encontrarse en su propio Facebook.
Capitán Júpiter: creado por Luis Cerna a fines de los sesenta, debutó en su propia revista.  Rex Vane, un astrónomo que es abducido por extraterrestres de Júpiter que le dan un cinturón con increíbles poderes.  Cumplía por lo visto con los estándares y exigencias del modelo del entonces: álter ego millonario, una ciudad ficticia idealizada, un traje de colores  y superpoderes al uso.

Diablo: más cercano a los antihéroes de los 90, como Spawn y Darkness la creación de Javier Ferreras y Rodrigo Herrera tuvo una presencia en su propia revista y en años recientes se le ha visto reaparecer en las paginas de Diablo crónics en fechas más recientes con historias como "Caída de la razón".
El Brujo: Creado por Francisco Inostroza y Brian Wallis, debutó en la revista Caleuche, antes de lanzarse en la serie Heroes. Un estudiante penquista que se convierte en el foco de oscuras fuerzas mágicas a las que debe combatir con la ayuda de personajes de la mitología chilena. Para una biografía más completa,  en Wikipedia la encontrarán. Entre las últimas informaciones en torno a su persona circulaban proyectos relacionados a una serie animada que saldría por Chilevisión.


 Capitán Chile: Parodia, pero no por ello menos válido de todo lo que representa un  superhéroe chileno. De la pluma de Cristian Díaz (TEC) el capi se burla por igual del concepto de superheroe y de la realidad cotidiana. El capi cuenta con su Blog y sus propias aventuras on-Line.
El Hombre Cordillera: Creado por Luis Zuñiga, natural de Antofagasta. Un escritor que a raiz de un meteoro radioactivo se convierte en una montaña viviente. Un proyecto nacido el 2006, en blanco y negro y un humor sarcástico.
Atómica: La más reciente incorporación a este panteón, que destaca tanto por sus curvas como por su homenaje al dibujo animado la Hormiga Atómica.


Como verán aunque pocos, en Chile existen superhéroes.  Se que me faltaron muchos más que no tuve tiempo para incluir, pero para ellos quedan pendientes para un próximo post. 
Es probable que vengan más personajes que aun necesitna nacer y que sin duda disfrutaremos a futuro. Por que con ellos, ¿Quién necesita a Batman o a Spider-Man?

(Fuentes e Imagenes: The International Super Heroes Catalog, WocomicsErgocomics, El Periodista, Comics en Chile, Surplastica, y Mythica Ediciones)

No hay comentarios: